Los seres humanos tenemos la capacidad de entender la ironía, el sarcasmo o las bromas que puedan aparecer en la vía, el cambio de un letrero de ALTO con una pegatina que diga amor, hará que nos detengamos, los vehículos autónomos en un gran porcentaje no parará, eso es la estupidez artificial el problema que nadie vio venir y que es difícil de solucionar.

La Estupidez artificial el problema que nadie vio venir

¿Qué es la estupidez artificial?

Se conoce con el nombre de estupidez artificial a la falta de conocimientos y de naturalidad de las mentes virtuales haciéndolas propensas a errores.

Sistema de visión artificial

Es una estupidez artificial como los sistemas de AI (Inteligencia Artificial en inglés), pueden confundir una tortuga con un rifle, o un negro con un gorila.

La estupidez artificial causa un problema cuando los dispositivos son entrenados con patrones y cambios leves causan catástrofes.

Durante siglos los humanos hemos ido adaptándonos a patrones por lo que vemos imágenes en todas partes, inclusive en las nubes.

Diferencia entre los humanos y la estupidez artificial

Los humanos no trabajamos con algoritmos, hemos ido adaptando los patrones representativos para lograr imágenes, pero entendemos su origen original (por ejemplo las nubes)

Mientras que los sistemas autónomos trabajan basados en algoritmos de visiones que se limitan a la base de datos introducida.

Uno de los investigadores de inteligencia artificial manifiesta:

“Los algoritmos han sido diseñados para resolver problemas muy concretos, pero no para comprender qué está sucediendo en su entorno…”

Por lo que la estupidez artificial se convierte en el problema que nadie vio venir.

Publicidad afectada por la estupidez artificial

La estupidez artificial se convierte en acosador en la red, cuando publica promociones, productos o servicios basados en compras realizadas.

Aquí la esupidez artificial no es culpa de la máquina sino del programador que no le dio todas las opciones al algoritmo.

Empresas dueñas de algoritmos: Los causantes de la estupidez artificial.

La primera causa se debe a que no comparten con nadie el algoritmo por lo que no podemos adaptar lo que queremos a los equipos autónomos.

En segundo lugar muchas veces esta estupidez artificial es causada pensando más en los bolsillos que en los usuarios.

¿La estupidez artificial es un problema?

Parece que no, pero cuando dos robots que están programados para comunicarse con humanos empiezan a tener conversación entre ellos parece un problema.

En 2017 las computadoras de Facebook diseñadas para publicidad empezaron a tener una comunicación, incoherente, entre ellas.

Como en las perores películas de ficción podemos ver como un pequeño error en el algoritmo se convirtió en la peor estupidez artificial el problema que nadie vio venir.

¿Por qué nos preocupa la estupidez artificial?

En primer lugar se debe a los problemas del diseño del algoritmo que pueden impactar a millones de personas.

Otro punto importante es que los sistemas se pueden equivocar, hay que saber la razón y corregirse.

Lo último que debemos saber es que los sistemas de inteligencia no siempre son las mejores soluciones disponibles.

Leave a Reply